NO OFRECER, NO NEGAR.

 
 
 
 
 
 
 
 

Papel donde se lee Help

***Lenguaje Inclusivo: Actualmente estamos trabajando para adaptar todos los artículos de nuestro Blog, este texto está aun pendiente de revisión y modificación.***

NO OFRECER, NO NEGAR.

 

Es algo instintivo, venimos así de serie. Y es que no hay padre/madre sobre la faz de la tierra que sea capaz de quedarse inmóvil cuando su hijo “necesita” ayuda.

Hoy vamos a reflexionar y analizar un poco sobre: “La AYUDA a los niños”.

La importancia de pedir ayuda.

Es importante educar a nuestros hijos sobre el valor de poder pedir ayuda cuando no podemos o no sabemos. Socialmente en muchas ocasiones pedir ayuda tiene una lectura incorrecta que para muchos es símbolo de debilidad o ignorancia cuando en realidad es todo lo contrario. Pedir ayuda es un acto de seguridad, de conocimiento de uno mismo, de sus carencias, las cuales quiere mejorar o aprender.

Pedir ayuda y ofrecer ayuda nos aporta apoyo, compañerismo y con ello demostramos empatía. Por lo que: Saber pedir ayuda es sin duda una gran herramienta para la felicidad y crecimiento personal.

¡Peeeeeero! No deberíamos ofrecer ayuda o ayudar si no es necesario.

¿Por qué? Ya lo dijo María Montessori (estoy segura que lo habrán leído anteriormente) “Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo en el desarrollo” o lo que es lo mismo

¿Ayuda innecesaria? = ayuda que no se ha pedido.

A los niños les encanta conseguir cosas por si mismos, construir, sortear obstáculos, ponerse los zapatos, servirse agua, encajar algo, subir, bajar, comer solos… conseguir cosas les hace sentirse realizados, orgullosos y como no, refuerzan enormemente su autoestima. Y es que los niños necesitan desarrollar la creencia de “yo puedo”. Es por lo que debemos dejar a los niños su espacio y su tiempo, los peques siempre que no pueden, están cansados o tienen miedo demandan nuestra ayuda. Y es ahí cuando nosotros nunca nunca debemos negarnos.

Cuando un niño pide ayuda generalmente es por dos grandes razones:

1.En ese momento necesita una muestra de cariño, necesita sentirse protegido y seguro o simplemente demande compañía.

2.No sepa o no pueda hacer algo el solo y requiera de nuestra ayuda para conseguirlo.

En los dos casos es igual de importante acompañar porque tanto en uno como en otro caso estamos aportando seguridad, apoyo y confianza. Estamos cubriendo sus necesidades emocionales y afectivas.

Para finalizar nos quedamos todos a modo de resumen con esta máxima:

NO ofrecer, NO negar

¿Nos ayudas tú a ayudar a más personas compartiendo este artículo? ????

Les dejamos aqui la recomendación de este libro que a nosotros en la escuela nos ha servido de inspiración para muchas de nuestras actividades cotidianas.

escuela infantil el barquito

Un abrazo,

¡hablamos pronto!

Edurne C.

Compartir en redes

 

Etiquetas

adultismos, ayuda, ayuda innecesaria, cuándo ofrecer, disciplina positiva, educación, escuela, escuela infantil, escuelas infantiles las palmas, guanarteme, guarderías las palmas, no ayudar, no negar, no ofrecer, obstáculo